Noticias

Rinoplastias: un balance entre el deseo del paciente, la armonía de su rostro y la anatomía de su nariz
30 nov, 2022

Rinoplastias: un balance entre el deseo del paciente, la armonía de su rostro y la anatomía de su nariz

Dra. Julia Bonifacio. Departamento de Imágenes Dermatológicos de Diagnóstico Médico Oroño (DMO)

Es muy común que una persona venga al consultorio con la foto de la nariz de un famoso y diga: “Quiero que me la dejes así”. Aquí es donde tenemos que explicarle al paciente que el resultado de una rinoplastia debe ser un balance entre lo que desea, su anatomía y, además, que la nariz tiene que quedar armónica con su rostro.

Por lo general, los pacientes lo entienden. Y si no, tratamos de explicárselo de distintas formas. Pero si no lo comprenden, no los operamos, al igual que si tienen algún tipo de trastorno psiquiátrico o una dismorfia corporal.

Siempre transmitimos que la rinoplastia es la cirugía que permite mejorar el aspecto de la nariz, ya sea reduciendo su tamaño, quitando la giba o levantando la punta. También permite corregir las alteraciones que se producen tras un traumatismo, por ejemplo, una desviación nasal.

En algunos casos, además, los pacientes pueden tener alteraciones funcionales que dificultan la respiración. Allí, la rinoplastia se hace en conjunto con un otorrinolaringólogo, ya que de nada sirve tener una nariz estéticamente linda pero con dificultad para respirar.

Este procedimiento puede llevarse a cabo de forma cerrada, donde se trabaja por dentro y no quedan cicatrices visibles; o abierta, cuando se realiza una pequeña incisión en la parte baja de la nariz que, con el tiempo, queda bastante disimulada. Los profesionales evaluamos cuál conviene según las distintas situaciones.

El postoperatorio

La rinoplastia se realiza con anestesia general, dura aproximadamente dos horas y requiere menos de un día de internación. Luego, se dejan unos tapones que deben permanecer por 48 horas y un yeso, por aproximadamente una semana.

Los cuidados postoperatorios también incluyen analgésicos simples y antibióticos en algunos casos. Generalmente se indica reposo por una semana, cuidados del sol y limitación de la actividad física por un período de un mes.

En cuanto al resultado, es importante destacar que dependerá de la anatomía previa de la persona. Remarcamos que la idea es siempre lograr una nariz natural, que no se note que está operada y que sea armónica con el rostro.

En general, se recomienda realizar la cirugía a partir de los 16 o 18 años, momento en el que finaliza el desarrollo nasal. Si la persona tiene alteraciones funcionales que dificultan la respiración, como puede ser una desviación en el tabique nasal por un traumatismo o un problema congénito, la intervención puede llevarse a cabo antes.

¿Duele mucho?

Uno de los mayores miedos de la rinoplastia es el dolor. El paciente puede sentirlo sobre todo cuando hay que hacer la fractura del hueso. Pero cabe aclarar que hoy se lleva a cabo casi siempre con anestesia general y es mucho más segura y menos dolorosa que años atrás.

Hoy en día se realiza la rinoplastia estructural, que preserva ciertos tejidos nasales y restaura estructuras de soporte. Antes se hacían narices muy finas, puntiagudas y se sacaba mucho tejido propio del paciente, sobre todo de la parte del cartílago (parte inferior de la nariz). Se lograba un buen resultado pero con el tiempo la piel tendía a afinarse y el resultado era muy antinatural. Además, podía llegar a generar trastornos funcionales porque debilitaba las estructuras nasales llegando en algunos casos inclusive a afectar la respiración.

Rinomodelación

A diferencia de la rinoplastia, la rinomodelación es un procedimiento ambulatorio de corta duración que se desarrolla en consultorio. No es doloroso y no se cursa un

post operatorio. Si así lo desea el paciente, el procedimiento se repite cada un año y medio aproximadamente, ya que después de este lapso la nariz vuelve a su forma original.

En la rinomodelación se utiliza un relleno que es el ácido hialurónico, el mismo que se usa para dar volumen a los labios, para rellenar arrugas y demás. En este caso, se inyecta en la nariz para moldear, dar forma y mejorar su aspecto. Se puede levantar la punta, disimular alguna desviación leve o disimular la giba, aunque el resultado no será el mismo que con una cirugía.

Medicina estética hecha por médicos

En GO Medicina Estética, nuestro principal diferencial es que somos profesionales capacitados, trabajamos en equipo y lo hacemos en una institución habilitada y segura.

El trabajo interdisciplinario hace que se pueda optimizar al máximo cada tratamiento, y de esta manera podemos hacer que los pacientes sientan verdaderamente que la medicina estética es un gran aporte para sentirse mejor.

Estamos ubicados en Bv. Oroño 1024. Para turnos y consultas, te invitamos a que nos mandes un WhatsApp al 3413-862951.

Compartir